Con base en las preguntas que frecuentemente escucho en las sesiones de gimnasia vocal, en las sesiones de entrenamiento vocal individuales e incluso, por parte de alguna persona ajena al entrenamiento vocal, quisiera en esta ocasión, acercarme un poco mas al fenómeno físico que produce el sonido vocal. Ya que estas preguntas se refieren a cómo se produce la voz, el funcionamiento de las cuerdas vocales e incluso la manera en que está dispuesta nuestra anatomía en la garganta para el fin de producir el sonido que llamamos voz humana.

La voz es ese sonido producido voluntariamente por el ser humano y por tanto el más antiguo instrumento musical, emisor de un sonido complejo, formado por una frecuencia fundamental dada por la vibración de los pliegues vocales y un gran número de armónicos.

El proceso básico de producción de la voz para el canto, debería pues, ser el mismo que para hablar. Nuestro cerebro envía señales a través del sistema nervioso central a los músculos de la laringe, el cuello y el tórax, de cuyos movimientos, acompañados de un flujo de aire a través del tracto fonatorio se obtiene finalmente la voz.

En la producción del sonido, según las leyes de la acústica, deben intervenir varios elementos como, un cuerpo vibrante, que en nuestro caso son los pliegues vocales (cuerdas vocales), un medio en el cual se propaguen las vibraciones, que en nuestro caso es el aire y una caja de resonancia que amplifique esas vibraciones producidas, esta caja en el ser humano está compuesta por el tórax, la faringe, las cavidades orales y nasales y una serie de elementos articulatorios que deben ser tenidos en cuenta, tales como los dientes, el paladar, el velo del paladar y la lengua entre otros.

Durante la fonación las cuerdas vocales se encuentran en aducción, creando una presión por debajo de si mismas que genera una fuerza ascendente que las moviliza en sentido lateral. De esta manera el aire pasa de una región de mayor presión (presión entendida, como la fuerza que ejerce el aire por unidad de superficie, sobre la musculatura fonatoria de la zona) a una de menor presión, esto sucede por un aumento de la velocidad del flujo aéreo entre una región y otra, aumento de velocidad que a su vez es producido porque el diámetro de la región por debajo de las cuerdas vocales es mayor que el que se forma al generarse su apertura o cerramiento. Este mecanismo, es algo parecido a lo que sucede cuando tenemos un globo hinchado y para deshincharlo, manipulamos la boquilla por donde sale y entra el aire, estirándola y comprimiéndola, de manera que cuando la estiramos el sonido que percibimos es mas agudo y cuando comprimimos el sonido producido es mas grave.

Este fenómeno sonoro es prácticamente inaudible, de no ser por la amplificación proporcionada por nuestra anatomía, mediante las cavidades toráxica, bucofaríngea y todas las cavidades craneales. Una vez es audible, el fenómeno sonoro es moldeado por los articuladores tales como el paladar, el velo del paladar, la lengua, los dientes y los labios, los cuales interponen algún tipo de barrera al flujo de aire que pasa por ellos. En todo este viaje, la frecuencia fundamental producida por las cuerdas vocales va siendo enriquecida por armónicos que son los que la proveen de peculiaridad entre las personas.

Teniendo esta descripción del fenómeno sonoro que llamamos voz humana, podemos hacernos una idea lo que en el estudio de técnica vocal se nos solicita y se nos exige.

El constante entrenamiento de los correctos movimientos musculares estudiados durante años que hacen que las cuerdas vocales se junten o se separen, el entrenamiento también, de los movimientos de nuestros resonadores y su óptima utilización para la producción del efecto sonoro que deseamos, son pilares fundamentales en el trabajo y cuidado de nuestra voz. Este trabajo, exige pues, constancia, concentración y verdadero compromiso personal con el desarrollo vocal, además de una infinita responsabilidad en la conservación de la salud vocal y atención al desarrollo de los ejercicios vocales que en clases de voz se proponen.

Comments are closed.